¿Por qué este Blog?

En el año 1998, la revista Mercado (Editorial Coyuntura, Buenos Aires) me convocó, junto con muchos consultores y profesionales expertos en management y tecnología informática, a un foro que se denominó B2B. A raíz de mi trabajo como consultor en TI para, en ese entonces KPMG Consultores, me pidieron que elaborara una ponencia sobre el tema de “La tecnología informática y las nuevas arquitecturas de sistemas”. Leer más...http://gestionyti.blogspot.com.es/p/por-que-este-blog.html

domingo, 23 de septiembre de 2018

Churchill, la operación "Dynamo" y la oportunidad de Toys (R) Us España



Resultado de imagen de winston churchill 

Hace casi un año escribía sobre las dificultades que enfrentaba una empresa de larga trayectoria y emblema global como “Toys ®Us” (“El efecto Gran Berta en la transformación digital”), a partir de los cambios en su entorno de negocios derivados de la “revolución digital”. Como decía en el artículo era bastante escéptico acerca de la estrategia de recuperación implementada por la Dirección de la Compañía.

Meses después, en marzo de 2018, sabíamos que el plan había fracasado rotundamente y que Toys ®Us entraba en una fase de disolución. En Mayo de 2018 su equipo ejecutivo, encabezado por Dave Brandon, fue despedido y en junio de este año las últimas tiendas que seguían operando en los EEUU y en el Reino Unido, sus dos principales mercados, habían cerrado sus puertas. 

Foto de René Johnpiere que se hizo viral en Facebook. La mascota de Toys, Geoffrey, dejando una tienda vacía en el Reino Unido
Sin embargo, unos días atrás leíamos una sorprendente noticia sobre la filial española de Toys ®Us (“La rebelión de los directivos que ha salvado Toys ®Us en España”). No sólo se había evitado la quiebra, sino que la compañía tenía planes de expansión, de inversión y de generación de nuevos empleos.

¿Qué había pasado? ¿Cómo hicieron los directivos de una de las subsidiarias locales de la gran corporación para eludir un destino fatal que parecía determinado, a partir del fracaso de la estrategia y la dirección global? ¿Cómo consiguieron salir de, lo que ellos mismos denominan, un “infierno”?

Más allá de la excelencia en las cuestiones operativas, como las efectivas maniobras legales para mantener la propiedad de los edificios y la ingeniería financiera tener liquidez, la dirección de Toys ® Us España fue capaz de desarrollar e ilusionar a nuevos inversores y su plantilla de 1300 empleados en el país. ¿En qué consistió esta estrategia? ¿En qué se diferenciaba de la fallida estrategia de la Corporación?

Como decíamos en el citado artículo, gran parte de la estrategia corporativa se basaba en la implantación en las tiendas físicas de tecnologías de “augmented reality” o AR (“realidad aumentada”), con el objetivo de “hacer que la gente vuelva a la tiendas”, es decir, mejorar radicalmente la experiencia del cliente.  La empresa invirtió ingentes cantidades de recursos en esa iniciativa.  Sin embargo, se demostró que este desarrollo (como el “Gran Berta” que mencionaba en mi artículo previo), sería completamente irrelevante.

Lo que precipitó la caída de la Corporación fue que su plan estratégico no atacó los problemas clave de la organización. Distraídos en la tecnología de AR dejaron completamente de lado dos aspectos críticos del negocio: la confianza y la acción de la competencia.

En un negocio donde las “tarjetas regalo” constituyen un factor crítico de éxito, ningún cliente quiso arriesgarse a quedarse con un medio de pago que automáticamente pierde todo su valor cuando la Compañía quiebra. Los mismos proveedores comenzaron a restringir el envío de productos a las tiendas, preocupados por no poder cobrar las facturas.

Pero, además, fueron incapaces de prever que la competencia, consciente de las dificultades de la Compañía, sería terriblemente agresiva en precios durante la campaña de Navidad 2017-18, con la intención de mejorar radicalmente su market-share a su costa.   Y, sobre todo, el tremendo efecto de la radical mejora en la logística de sus rivales on-line que, por primera vez, eran capaces de garantizar entregas de última hora en 24 o 48 horas. 

En cambio, el plan estratégico de Toys ® Us España, desarrollado por la propia gente había trabajado en los últimos años dentro de la Compañía, tomó el toro por los cuernos porque propone:

-       Reestructurar sus activos y saneó sus finanzas para mostrar la fortaleza de 112 millones de patrimonio neto

-       Romper el mito de las “grandes alianzas globales” analizando caso por caso y, en algunos casos reemplazándolas por proveedores locales, que fuese más flexibles en la entrega y en la personalización del producto

-     Monetizar el valor de la marca, franquiciando tiendas pequeñas en los sitios donde económicamente no era viable instalar una gran superficie

-     Reconvertir las tiendas pero no basándose en “realidad aumentada para todos”, sino a través de la “personalización de la experiencia” contratando profesionales para hacer demostraciones de juguetes a niños (y padres), además de dar charlas sobre ciencias o matemáticas en horarios programados (algo clave para manejar la afluencia de público)

En síntesis, el equipo de España convenció a los inversores de que es posible sacar ventaja de las características de su mercado local, leyendo correctamente las demandas de sus clientes, las ventajas competitivas de la economía nacional y la fortaleza relativa de su competencia.  Un plan industrial coherente que ataca las raíces del problema y generó la confianza suficiente como para salir del “infierno”.

Porque elaborar un plan estratégico alternativo en una situación como esa no es nada sencillo. Requiere una alta dosis de rebeldía, de falta de complacencia, y de entereza personal, debido a las grandes presiones que la Corporación es capaz de ejercer. El interés inmediato de ésta, era obtener plusvalías de los activos en el extranjero para saldar deudas y evitar daños mayores a los accionistas. Ya habían olvidado, a esa altura, la idea de competir y batir a la competencia.  Es, algo parecido a lo que John Vereker, Lord Gort, el jefe de la Fuerza Expedicionaria Británica en Francia experimentó en 1940.

Cuando las fuerzas del III Reich atacaron el Frente Occidental el 10 de mayo de 1940, el plan estratégico del Ejército Británico, colapsó en cuestión de días.  Todas las previsiones y directivas habían fracasado y el Ejército desplegado en la frontera franco-belga, con unos 300,000 efectivos parecía irremisiblemente perdido.  Dándose cuenta de eso, el General Gort, sin pedir permiso a sus superiores, comenzó a desarrollar un plan alternativo.

Lord Gort en un almuerzo con periodistas en Francia en los primeros días como Comandante en Jefe de la BEF
Lord Gort (en el centro) y su staff senior en Francia a finales de 1939

El 26 de mayo de 1940, cuando el Gobierno británico finalmente indicó a Gort que preparara planes de evacuación para las tropas, el Estado Mayor del General ya había preparado adecuadamente estos planes, e incluso, el día anterior, actuando a su riesgo, ya había ignorado algunas de las órdenes contradictorias que provenían del Cuartel General.

La existencia de este plan alternativo, que finalmente se llamó "Operación Dynamo", permitió que, en los días siguientes, el Ejército británico evacuara 338,000 soldados desde el continente, para reforzar las defensas de la isla de Gran Bretaña y prevenir un intento de desembarco por parte de las fuerzas del Eje.  Hay que recordar que Winston Churchill acababa de ser nombrado Primer Ministro dos semanas antes y que el Gabinete de Guerra británico estaba casi partido a la mitad entre los partidarios de la negociación de paz y los de la resistencia a ultranza.

Como se relata en el libro “Cinco días en Londres”, de John Lukacs, entre el 24 y el 28 de mayo, Churchill, partidario de resistir, estuvo a punto de perder una votación crucial en el Gabinete de Guerra entre ambas opciones, lo que le hubiese llevado a dimitir en forma inmediata y abierto el camino al reconocimiento de la derrota.

Durante esos días, los que habían desarrollado el Plan Estratégico fallido abogaban por dar todo por perdido y negociar la paz, tratando de salvar lo más posible a través de una mediación a través de Italia, el plan alternativo de Gort dio nuevo impulso a los partidarios de la resistencia contra el nazismo y, a largo plazo, permitió mantener vivo el espíritu de lucha hasta reunir nuevos aliados y la fuerza suficiente como para regresar a Francia en 1944, con el desembarco de Normandía.

Al igual que Gort no podía prever el impacto de su plan en la guerra a largo plazo, hoy no sabemos si el Plan de la filial española de Toys ® Us tendrá finalmente éxito y si la Compañía podrá prosperar en los próximos años. Hay muchísimos factores que pueden influir en el resultado final. Incluso es posible que el plan necesite retoques, desarrollar nuevas capacidades o nuevas alianzas.

Sin embargo, en un contexto muy complicado, ya ha tenido el mérito de poner de nuevo el foco en el negocio, alinear a toda la plantilla en pos de los objetivos y obtener el crédito de nuevos inversores, entidades bancarias y proveedores, condición necesaria para relanzar la Compañía.

Como dice Lukacs, “El honor final correspondería a Estados Unidos y Rusia. Pero en mayo de 1940 fue Churchill quien no perdió la guerra”

viernes, 20 de julio de 2018

El "mundial" de los Modelos Predictivos


 



(El Pulpo Paul, autor de un modelo predictivo de Sudáfrica 2010. Foto: Tilla)

Hace unos días, el profesor Fernando Cortiñas publicó un post en FB sobre el modelo predictivo usado por UBS para determinar el ganador del Mundial de Fútbol.  Luego leí un nota en "La Nación" de Argentina, donde hablaba de un modelo algo distinto desarrollado por la Universidad de Buenos Aires.

Investigando un poco me di cuenta que muchas grandes empresas y universidades de diferentes países habían dedicado grandes esfuerzos a desarrollar modelos predictivos para determinar de antemano el ganador de Rusia 2018. Utilizando modelos parecidos, pero también con diferentes técnicas, fuentes y experiencias.  ¿Cuáles fueron los mejores? ¿Quién ganó y quién perdió en ese Mundial paralelo? Intento contestarlo aquí en este post de "A un clic de las TIC"

domingo, 1 de julio de 2018

El misterioso legajo del Teniente Novo y el blog "A un Clic de las TIC"



Un día hace más de 133 años, en 1885, el Teniente de Navío de la Armada Española, Pedro Novo y Colsón estaba entregado a la lectura de su libro favorito “Historia general de los descubrimientos marítimos” del inglés W. Desborough Cooley, cuando advirtió, con más disgusto que sorpresa, el siguiente comentario con referencia a la exploración de la costa Noroeste de América: “Como la ignorancia de los españoles igualaba en esta época a su reserva y silencio, es posible que el Virrey no supiese la existencia de un navegante inglés llamado James Cook el cual había hecho ese estudio el año anterior con el firme propósito de comunicar sus resultados a todo el universo”.

Para otros lectores posiblemente esta referencia hubiese pasado como otro eslabón en la larga cadena de elementos propagandísticos que se conoce hoy como la “leyenda negra”, alimentada en gran parte por los súbditos del Rey de Inglaterra, en el marco del pulso político por la influencia en Europa.  Pero Novo, además de marino era historiador y sabía que la afirmación de Desborough pretendía ocultar algo, con secreta envidia.

Motivado por este disgusto, el Teniente se puso a investigar y desempolvó unos viejos legajos que lo dejaron “subyugado, aturdido, lleno de emoción gratísima y patrio orgullo, ante la lectura del asombroso al par que desconocido viaje de circunnavegación efectuado por los españoles desde 1789 hasta 1794, a bordo de las corbetas “Descubierta” y “Atrevida”.

Lo que Novo había (re)-descubierto (¡100 años después!) eran los diarios, informes, mapas e ilustraciones de lo que hoy conocemos como la  “Expedición Malaspina”.  A continuación, tomó una decisión trascendente: publicarlos en forma íntegra, como declarada refutación a Desborough y sus fuentes inglesas, pero también “porque tanto se adelantaron a su tiempo aquellos oficiales y tan profunda y discretamente meditaba Malaspina que…son hoy enseñanzas provechosísimas todas sus páginas”.

La expedición Malaspina había nacido como una iniciativa propia de los Capitanes de Fragata, Alessandro Malaspina (napolitano) y José de Bustamante y Guerra (cántabro), mientras estaban destinados en la Isla de León (Cádiz).  Pero fue rápidamente aprobada y apoyada por el Ministerio de Marina y el por el propio Rey Carlos III.  Los preparativos duraron más de un año e incluyó la construcción de las dos corbetas, diseñadas específicamente para la investigación (con un toque de humor, Malaspina las nombró tomando en sorna los nombres de las dos corbetas del citado Cook: la “Resolution” se convirtió en la  “Atrevida” y el “Discovery” en la “Descubierta”).

La dotación científica incluyó una enorme diversidad de talentos de diferentes ramas científicas: astrónomos e hidrógrafos, pintores y dibujantes, botánicos y naturalistas.  De diferentes nacionalidades: españoles pero también, italianos, checos, franceses.  Se adquirieron y desarrollaron una variedad de instrumentos científicos y se documentó paso a paso, día a día, cada uno de los experimentos y observaciones.

En esos cinco años, los buques españoles recorrieron 42,000 millas náuticas y tocaron islas Canarias, navegaron por las costas de Sudamérica hasta el Río de la Plata, siguieron hasta las islas Malvinas, recalando antes en la Patagonia. Doblaron el cabo de Hornos y pasaron al Pacífico, explorando la costa chilena y peruana, y Panamá, para alcanzar finalmente Acapulco en abril de 1791.

Luego buscaron el paso del Noroeste, que se suponía unía los océanos Pacífico y Atlántico, recorriendo la costa de Alaska, donde se convencieron de que no había tal paso. Volvieron hacia el sur, hasta Acapulco por la isla de Vancouver) y Monterrey en California. Siguieron por el Pacífico, navegando a través de las islas Marshall, las Marianas, Filipinas y Macao. Progresaron a través de las islas Célebes y las islas Molucas, llegando hasta Nueva Zelanda y Australia.  Desde allí regresaron al puerto de El Callao, tocando en la isla de Vava'u, y desde allí, por el cabo de Hornos, volviendo a fondear en las islas Malvinas, y explorando las remotas Georgias del Sur. Desembarcaron en Cádiz el 21 de septiembre de 1794.

La expedición no sólo realizó trabajo de campo. En tierra, se convocó a numerosos otros científicos y estudiosos, se relevaron otras fuentes escritas y se desarrolló un trabajo de “back office”, que permitió crear un corpus de conocimiento mucho más completo.  Pero, además, se apoyaron en las autoridades locales y recibieron la colaboración de los científicos de cada sitio, para ampliar las tareas de investigación.  Hasta se permitieron hacer un estudio de largo alcance sobre la organización económica y política de las colonias españolas (que luego se demostró muy acertado).

La lectura de los diarios, mapas, catálogos de minerales, estudio de flora y fauna resultó apasionante para el Teniente Novo (como lo es ahora) porque muestra el día a día de un Mundo en plena Transformación. Un mundo que se reducía, a medida que se iban cartografiando sus límites, y que, merced a la investigación científica, iba revelando sus secretos y abriendo enormes posibilidades para el Progreso de la Sociedad. 

“El viaje enriqueció copiosa y extraordinariamente la Botánica, la Litología y la Hidrografía. Las experiencias sobre la gravedad de los cuerpos, repetidos en ambos hemisferios y a diversas latitudes, condujeron a importantes averiguaciones sobre la figura no simétrica de la tierra, asimismo se efectuaron experimentos como fundamento de una nueva medida en Europa, universal, verificable y tan constante como las leyes de que depende. Estudiaron la vida civil y política de los pueblos visitados y la historia de las emigraciones, así como los progresos su civilización desde el estado de ignorancia primitivo. También se reconocieron nuestros territorios, producciones y tesoros que darán origen a combinaciones capaces de robustecer la Monarquía y todo ello sin que se perdiera ninguna vida humana pues todas las tribus y pueblos visitados bendecían la memoria de quienes les dieron nociones, instrumentos y semillas útiles” (“Gazeta de Madrid”, fragmento de la memoria de la presentación al Rey Carlos IV de los capitanes de la expedición, el 7 de diciembre de 1794)

Salvando las distancias, me gusta pensar que el blog “A un Clic de las TIC” recoge el espíritu de esos antiguos pioneros.  Creado por la iniciativa de unas pocas personas, Mercedes Núñez, Carmen Ruano, Pilar Calonge, Elena Ormaechea (la primera justamente de Cádiz), en un ambiente fuertemente jerárquico como el de una compañía multinacional, consiguieron los apoyos necesarios para llevar adelante el proyecto durante una travesía de 8 años.

Además, consiguieron la colaboración desinteresada de decenas de profesionales de muy diversas áreas, disciplinas y hasta nacionalidades, pero teniendo en común la curiosidad intelectual de explorar una determinada tecnología, divulgar un descubrimiento reciente, compartir los hallazgos en comunidad y de relacionarse entre sí, para componer un nuevo medio.  No tenemos la perspectiva de los 100 años de Novo, pero creo que todavía no se comprenden las consecuencias de este éxito.

Ya no hace falta recorrer 42,000 millas náuticas para recoger esos datos de campo (hoy podemos acceder a ellos a través de millones de kilómetros de fibra óptica en lo que España y Telefónica son, otra vez, pioneros).  Pero exige el mismo esfuerzo de análisis, interpretación, comparación y la lectura de miles de fuentes todos los días (sólo hay que asistir a una reunión mensual de “A un Clic” para darse cuenta).  Y tenemos una ventaja, hemos aprendido a no ser tan “reservados” y “silenciosos”: nuestra visión sobre la transformación digital se transmite todos los días a cualquier persona que quiera acceder a ella a través de este blog o bitácora digital.

(No es tan extraña la comparación, en 2010/11, la Armada Española y el CSIC recrearon la Expedición Malaspina con un viaje homenaje de 32,000 millas de los buques “Hespérides” y “Sarmiento de Gamboa”. Y para transmitir los hallazgos y el día a día del viaje, utilizaron la tecnología de blogging por la cual cualquier persona podía seguir la misión).

“A un clic de las TIC” me remite al punto de vista del Teniente Novo. La sensación de estar mirando día a día como se consuma la Transformación Digital de nuestra Sociedad, desde el mismo lugar en que lo veían los lectores de la época de la Ilustración.  A la distancia, espero que no dentro de 100 años, podremos analizar cómo se fue produciendo este cambio, y anticipar futuras tendencias.  El reconocimiento del Presidente de Telefónica España a esta iniciativa, creo que va en esa dirección.


En síntesis, mi reconocimiento a todos los que crearon y hacen posible “A un Clic de las TIC”. Probablemente ninguno de los capitanes e investigadores a bordo de la “Atrevida” o la “Descubierta” tampoco tenían una perspectiva clara de lo que estaban logrando con las frustraciones, dificultades y el esfuerzo del día a día. Pero fue muy grande y muy duradero. ¡Enhorabuena a todos!